Ortodoncia invisible

La ortodoncia invisible cada vez es más demandada, sobre todo por aquellos pacientes que prefieren discreción en su tratamiento de ortodoncia.

Los tratamientos de ortodoncia invisible Invisalign que ofrecemos en nuestra clínica dental aseguran el mismo resultado que una ortodoncia convencional, pero son mucho más estéticos y hacen mucho más fácil el día a día de nuestros pacientes.

 

Ventajas de la ortodoncia invisible Invisalign

Las ventajas del tratamiento con ortodoncia invisible frente al tratamiento con ortodoncia convencional son las siguientes:

  • Mejor higiene a lo largo del tratamiento, ya que las fundas o alineadores se extraen para comer, lavarse los dientes y usar el hilo dental. Al poder cepillarse mejor los dientes, los tratamientos con ortodoncia invisible concluyen con menor incidencia de caries y gingivitis en la salud dental de los pacientes.
  • Mayor estética. Los alineadores del sistema Invisalign con casi transparentes y prácticamente imperceptibles. No solo pasan desapercibidos: aunque recomendamos que los lleves puestos el mayor tiempo posible, podrás quitártelos puntualmente en caso de ser necesario.
  • Mayor comodidad. Con la ortodoncia invisible podrás olvidarte de las llagas que los brackets metálicos suelen producir en la boca. Con Invisalign nuestros pacientes ganan en comodidad no solo porque se ahorran esos dolores, sino porque además les permite mantener sus mismos hábitos sociales, en el trabajo y en todos los aspectos de su vida.

 

¿En qué consiste el tratamiento con ortodoncia invisible?

A la hora de realizar un tratamiento con ortodoncia invisible hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Realizar un estudio previo para definir la viabilidad del tratamiento. Este estudio consiste en una toma de fotografías, radiografías y un escaneado intraoral en 3D.
  2. Después se fabrican las fundas correctoras invisibles que el paciente tendrá que ir cambiando en casa aproximadamente cada 15 días y que producirán el desplazamiento progresivo de la posición de los dientes.
  3. El doctor realizará una revisión del paciente en la consulta con la frecuencia acordada. En estas revisiones se podrá visualizar en 3D la evolución del tratamiento y se irán dando las indicaciones necesarias para la correcta progresión del mismo.

El tratamiento con ortodoncia invisible Invisalign dura de media entre 9 y 18 meses.

Por estética y por salud, en la Clínica dental Gustavo García del Río te recomendamos que cuides la colocación de tus dientes y que pruebes las ventajas que supone la ortodoncia invisible.

Contacta con nosotros y haremos un estudio de tu boca.

 

Share
×