higiene-bucal-perfecta

Consigue una higiene bucal perfecta

Llevar a cabo una correcta higiene bucal es vital para la preservación de nuestra salud.

Esta higiene bucal debe ser correcta y completa. Cepillarnos los dientes de cualquier manera no es suficiente. Para conseguir una higiene dental perfecta se tienen que dar varios factores:

El cepillado: el cepillado de dientes deberá hacerse después de cada comida. Una técnica correcta de cepillado, que abarque todos los dientes y las encías, es fundamental. El cepillo dental tiene un tiempo de vida útil de unos tres meses, con lo que se debe cambiar pasado este tiempo. También, es importante destacar que es necesario limpiar el propio cepillo de dientes a diario.

El hilo dental: este elemento es necesario para realizar una limpieza a fondo. Elimina esas pequeñas partículas de comida que se han quedado entre diente y diente o entre diente y encía para evitar enfermedades periodontales y conseguir una buena higiene.

El enjuague bucal: para una higiene bucal más completa, utiliza el colutorio que adecue a tus necesidades. Además, utilizar enjuague es una forma de evitar el mal aliento.

El limpiador lingual: existe una especie de rastrillo que se utiliza para limpiar la lengua de bacterias. Si solo vas a utilizar una vez al día este utensilio, te recomendamos hacerlo por las mañanas, que es cuando se acumulan más microorganismos en la lengua tras toda la noche durmiendo.

El irrigador dental: el irrigador es un utensilio que utiliza una corriente de agua a alta presión para eliminar la placa y restos de comida. Es un complemento fundamental para la higiene dental en las personas portadoras de prótesis atornilladas. Su uso regular mejorará la salud gingival.

Con el correcto uso de estos elementos, podrás conseguir una excelente higiene bucal. No obstante, desde Clínica Dental Gustavo del Río, te recomendamos venir dos veces al año para realizarte una limpieza dental profesional.

Share