Gustavo Garcia del Rio - Empastes dentales

Empastes dentales y odontología general

Sea para la eliminación de caries o para la reconstrucción de dientes muy dañados, los empastes dentales son una de las técnicas odontológicas más habituales. Un empaste dental consiste básicamente en rellenar la cavidad que presenta el diente dañado tras su correcto tratamiento. Una solución que permite devolver a la pieza dental su funcionalidad, protegerla y hacer que vuelvas a lucir tu mejor sonrisa.

Los empastes dentales son indoloros y se realizan de forma rápida. Mantener una correcta higiene bucodental es la mejor fórmula para prevenir la caries. En caso de caries avanzadas, en ocasiones es necesario recurrir también a una endodoncia, una especialidad que también ofrecemos en nuestra clínica dental en Elche.

Pero los empastes dentales también se emplean para corregir otros problemas dentales, como la reparación de dientes fracturados o de dientes desgastados, ya sea por bruxismo (el hábito de apretar los dientes involuntariamente) o por usos desaconsejables de los dientes (utilizarlos para romper cosas, para cortar cosas…).

Pasos al realizar un empaste

Ante el dolor en una pieza dental, la sospecha de una caries o la existencia de un diente dañado, lo primero que hacemos es realizar una exploración, que puede venir acompañada de la realización de una radiografía que detecte la presencia de caries en una zona oculta a la vista.

En el caso de que nuestros profesionales detecten que es necesaria la realización de empastes dentales, aplicamos anestesia local que nos permita realizar el tratamiento sin dolor para usted. Si existen caries, limpiamos la zona y preparamos la cavidad para el posterior relleno con el material más adecuado.

Una vez aplicado el empaste, lo pulimos para asegurarnos una superficie lisa que no dañe la lengua ni el interior de la boca.

El composite es el material más habitual para la aplicación de empastes dentales. Es una resina que se mimetiza con el color de las piezas dentales, por lo que el resultado estético de estos empastes es el ideal. Los empastes de composite duran un máximo de 10 años, aunque esto dependerá de los hábitos de cada persona.

En muchas ocasiones, si el empaste tiene un tamaño grande, está indicada la realización de onlay o coronas de porcelana.

Si crees que puedes necesitar un empaste dental, o cualquier otro tratamiento de odontología general, no lo dejes pasar, si quieres evitar futuras complicaciones. En la clínica dental Gustavo García del Río contamos con los profesionales y el trato necesarios para devolverte la sonrisa.

Share
×