sensibilidad dental

Sensibilidad dental ¿qué es y cómo tratarla?

El calor ya está aquí y parece que se va a quedar por un largo tiempo con nosotros. Con la subida de las temperaturas, nos apetecen alimentos y bebidas frías para refrescarnos. Si al tomar estos alimentos o bebidas has notado un ligero dolor en los dientes, es posible que sufras sensibilidad dental.

Según el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia, un 25% de la población adulta sufre sensibilidad dental. Es un porcentaje bastante alto, por lo que es importante saber identificarlo y tratarlo.

Seguro que ya has escuchado mucho sobre esta dolencia, pero ¿sabes las causas por las que se inicia y cómo tratarlo?  Hoy queremos explicarte un poquito más sobre este tema.

Sentir dolor al comer o beber, aunque sea un dolor muy ligero, no es normal. La buena noticia es que se puede tratar y que cuanto antes se diagnostique, antes volverás a comer y beber todo lo que quieras sin molestias.

¿Qué es la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental es un dolor que aparece con el contacto de un estímulo externo, frío o caliente. También puede aparecer cuando tomamos alimentos dulces o ácidos.

Aparece cuando la dentina, la parte interna del diente, pierde su protección natural y queda expuesta.

Suele haber dos causas por las que se produce la sensibilidad dental:

  1. Por el desgaste del esmalte.
  2. Por la recesión de las encías, que dan lugar a la exposición de la parte interna de diente.

Algunos tratamientos abrasivos como un blanqueamiento dental sin el control de un especialista o métodos caseros, cepillar los dientes de una forma intensa y fuerte, o el bruxismo, pueden ser el motivo de la sensibilidad dental.

Si notas dolor, es importante que acudas a la clínica para poder determinar si realmente se trata de sensibilidad dental u otra dolencia.

El dolor puede ser producido por la sensibilidad o por otros problemas bucales como la caries o la enfermedad de las encías. Una entrevista con el odontólogo para explicar los hábitos de cuidado bucal y una exploración bucodental serán fundamentales.

Ahora ya lo sabes, si notas un ligero dolor al tomar cualquier tipo de alimento, no lo dudes y pide tu cita. ¡Encontraremos la mejor solución!

Share
×