Gustavo Garcia del Rio - Dentista para niños

Mi hijo/a tiene miedo al dentista, ¿qué hago?

Es muy habitual que los niños pequeños sientan ansiedad a la hora de acudir al dentista. Para ellos, es una situación desconocida y eso les puede inquietar. En algunos casos, el miedo es tan grande que hace imposible realizar el tratamiento. ¿Te suena familiar la situación?

En todos los años que llevamos tratando con niños hemos visto todo tipo de reacciones. Desde niños que se sientan solos al sillón, hasta niños que no han querido ni entrar por la puerta. Este miedo puede producirse por desconocimiento, al observar algunas reacciones o comentarios de adultos u otros niños o, también por experiencias negativas en el pasado.

En estos casos en el que la ansiedad es incontrolable, tanto el tratamiento como la cita se suelen alargar más de la cuenta, ya que el niño es incapaz de seguir las instrucciones del odontopediatra.

La sedación consciente, la solución perfecta para los niños que tienen miedo al dentista

Para estos casos en los que el niño es incapaz de sentarse y relajarse en la consulta, es muy útil nuestro servicio de sedación consciente  que consiste en la inhalación de una mezcla de oxígeno con medicamento sedante. Se trata de una sedación ligera que elimina la ansiedad, a la vez que el paciente mantiene sus reflejos respiratorios y la capacidad de habla. De esta forma se consigue tranquilizar al niño y le permitirá recibir su tratamiento odontológico, a la vez que permitirá al odontólogo realizar su trabajo de una forma eficaz y rápida.

Para los niños con mucho miedo, es más sencillo explicarle que tendrá que respirar unos segundos el aire a través de la mascarilla, que empezar a trabajar directamente. Es increíble ver niños, a los que no se les había conseguido sentar en la camilla, aguantar todo el tratamiento y salir por si solos con una sonrisa, gracias a la sedación consciente. En muchos de estos casos, se aprovecha para realizar todos los tratamientos en la misma sesión.

Además, la sedación no sólo sirve para tranquilizar al niño, sino que permite elevar el umbral de dolor ya que no hay tensión muscular y el niño, al sentirse relajado y confiado, no percibe tan patentes las molestias propias del tratamiento. Si tu hijo/a tiene miedo al dentista, pregúntanos por la sedación consciente. Te sorprenderá ver como tu pequeño/a se relaja durante el tratamiento.

Estará todo el rato plenamente consciente y aprendiendo que las visitas al dentista no dan tanto miedo como pensaba 😉

Pide tu cita en el 96 616 08 08, en nuestra clínica en la calle Doctor Caro 37, bajo (junto Radio Elche) o a través de nuestro formulario de contacto. ¡Te esperamos!

Share
×