habitos-que-estropean-los-dientes-dentistas-en-elche

7 maneras en las que estás estropeando tus dientes y no lo sabes

Existen 7 maneras en las que estás estropeando tus dientes y no lo sabes.

¿Te sorprenderías si te dijésemos que muchas de las actividades que realizas a lo largo del día estropean tus dientes?

Es muy probable es que alguno de tus hábitos o comidas favoritas estén perjudicando a tus dientes más de lo que alguna vez pensaste.

Echa un vistazo a los principales culpables y deshazte de esos hábitos antes de que el daño vaya a más.

 

1.- Blanquear tus dientes en exceso

Sí. Lo creas o no, puedes pasarte con el blanqueamiento de tus preciosos dientes. Todo el mundo merece una brillante sonrisa.

Sin embargo, exponiendo tu esmalte al blanqueamiento de una manera continuada, lo que consigues es saturar a tus dientes con un ácido suave.

Esto, a la larga, puede erosionar el mineral que contiene tus dientes.

Además, con el tiempo, el esmalte se puede descomponer y volverse poroso, lo que es posible que de lugar a dolores propios de la sensibilidad dental.

 

2.- Cepillar tus dientes con mucha fuerza

Evita cepillos de dientes con cerdas duras y quédate con aquellos cuyas cerdas sean más suaves. Pero, independientemente de cómo sean las cerdas de tu cepillo, si te cepillas muy fuerte, puedes desintegrar tu esmalte y conducir a la recesión de encías. También, la sensibilidad dental puede ser una consecuencia de este hábito.

Cuando te cepilles, asegúrate de hacerlo en círculos.

 

3.- Tomar muchas bebidas y alimentos ácidos

Tranquilo, no eres el único que disfruta tomando desde unos zumos de piña o de naranja hasta una copa de vino.

Aquellos alimentos y bebidas menos recomendables son:

  • bebidas isotónicas
  • limas y limones
  • refresco de dieta
  • gominolas ácidas
  • vino blanco y tinto
  • zumo de naranja
  • pomelo

El problema viene cuando disfrutamos de estos pequeños pecados y acto seguido no nos lavamos los dientes, porque puede llevar a que tu esmalte se desgaste. El que el esmalte se desgaste es muy preocupante, ya que este no se regenera.

 

4.- Usar pastas de dientes abrasivas

Lee la etiqueta del dentífrico con atención. Escoger un dentífrico abrasivo en exceso sólo causará incomodidad. Se recomienda comprobar la escala RDA o la “abrasividad relativa de la dentina” de la pasta de dientes.

La Sociedad Española de Epidemiología y Salud Pública Oral recomienda un dentrífico cuyo índice sea inferior a 250 y, recalcan que en pacientes con problemas como la periodontitis, por ejemplo, no deberían excederse de un RDA 80.

 

5.- Utilizar tus dientes como herramientas

Tus dientes no han sido diseñados para abrir envases y botes. Sin embargo, abrimos más cosas de las que debemos con nuestra boca. ¿Consecuencias? El desgaste excesivo puede causar que los empastes se rompan y se desprendan.

 

6.- Lavarse los dientes y utilizar el hilo dental esporádicamente

Todo el mundo sabe que utilizar el cepillo de diente y el hilo dental de manera esporádica muy probablemente desemboque en caries.

Las caries, aumentan las probabilidades de padecer problemas en la mandíbula.

La regla general es buena: hay que lavarse los dientes después de cada comida.

No hay excusa: existen cepillos y pastas de dientes que caben en nuestro bolso o cartera y nos pueden acompañar allá donde vayamos.

 

Con estos consejos cuidarás mejor aún de tu sonrisa. Y, siempre que lo necesites, puedes consultar o visitar a nuestros dentistas en Elche.

Share
×